Los celos en la relación de pareja

By admin No comments

Lo que mi mente puede crear, mi conducta lo hace realidad. Pensamientos rígidos y cerrados, dan como consecuencia mentes cerradas al cambio.  Pensamientos flexibles y abiertos, dan como resultado mentes abiertas al cambio. Aquí hablaremos sobre los celos en la relación de pareja:

Nuestros pensamientos influyen en nuestra conducta y mente y en ocasiones la determinan a vivir de forma saludable o en un infierno cotidiano.

Cómo empiezan los celos

En principio como seres humanos no vivimos aislados sino que estamos rodeados por otras personas, somos seres relacionales y  nos hayamos vinculados, de un modo u otros, a: padres, hermanos, amigos, grupos, parejas, etc.

Las primeras manifestaciones de celos en la relación de pareja se presentan con un triángulo amoroso (Madre, hijo y Padre), estudiados por la psicología a través de los complejos de Edipo (amor del hijo por la madre) o de Electra (amor de la hija por el padre).

Uno de los aspectos esenciales en la entrada de la relación social es el apego y el otro se conoce con el nombre de socialización.

El apego

El apego se constituye, por tanto como una relación que se establece a partir de la combinación de dos elementos: los cuidados físicos y la seguridad afectiva.

Los aspectos positivos y negativos de las parejas es lo que se conoce como: “la relación de pareja”. Los afectos negativos son los más conflictivos y resultan ser a los que menos caso les hacemos. Uno de estos aspectos, son los “CELOS”.

Los celos nacen apenas y sí perceptualmente establecemos una relación social (real, ficticia o virtual) con el otro y pueden empeorarse a medida que la misma relación toma algún estilo de apego (protesta, desesperación y desconexión).

También el miedo a las relaciones de pareja puede resultar en los siguientes caminos: “No me entrego al amor (soledad) v.s. Si me entrego sufro (dolor y sufrimiento)”.

¿Qué son los celos?

Los celos son un estado emotivo ambivalente (amor-odio) que puede llevar a una persona a actuar de forma actuar de forma violenta (de forma directa -agrediendo al amado- o indirecta -agrediendo a las personas relacionadas

o a los objetos relacionados con el amado-), contra la persona supuestamente “amada” por demostrar algún tipo de afecto por otra persona o actividad.

Son una emoción compleja de desconfianza acompañada de pensamientos de desamor de parte del otro.                   

¿Qué los motivan los celos?

La inseguridad, la baja autoestima, las relaciones de codependencia, el temor de que la pareja termine la relación, la aparición real, ficticia o virtual de un posible rival.

¿Qué estímulos provocan los celos?

Otras personas (reales o imaginarias), los padres, los hermanos, los familiares, los amigos, los hobbies, el trabajo, las personas conocidas y las desconocidas también, en fin, todos aquellos estímulos con los cuales una persona pueda establecer una relación de apego.

El cambio en las necesidades de nuestra pareja también puede provocarlos (querer trabajar, estudiar, viajar, etc.)

¿Es normal sentir celos?

  1. SI. El problema no reside en el hecho de sentir celos, sino en la intensidad de los mismos, en su frecuencia y en la manera en que éstos influyen en nuestra conducta.

Todas las personas de una u otra forma somos celosas, ya que los y las que aman intentan conservar al ser querido y esperan recibir muestras de lealtad del otro por la inversión emocional.

Experimentar celos puede variar de una persona a otra sobre todo en cuanto a intensidad se refiere

¿Cuáles son algunas características genéricas de las personas celosas?

Los celosos son: conflictivos, egoístas, desconfiados, apasionados, ansiosos, inseguros, envidiosos, impulsivos, irritables, intolerantes y con temores obsesivos.

Tratan de buscar pruebas que delaten a la persona celada (en su ropa, cartera, mails, cualquier detalle) y si no existe lo inventan.

¿Cuándo dejan de ser normales los celos?

Si se presentan de forma continua, sofocante y controladora.

¿Se pueden curar los celos?

Son controlables, pero ello implica un gran esfuerzo y dedicación por quienes desean cambiar y llevar una vida sin tanto sufrimiento. Cuando ya se ha intentado cambiar y no se ha conseguido es necesaria la ayuda terapéutica profesional.

Tratados de forma correcta, puede llevar a la persona a un crecimiento personal exponencial.

¿Los viven de igual manera hombres y mujeres?

Celos en las mujeres

  • Existe más la idea de celos por una infidelidad emocional aunque no se contemple la infidelidad sexual
  • Se percibe a la pareja dando tiempo, atención y recursos a la otra
  • Una mujer celos en ocasiones trata de arreglarse más para atraer la atención del otro
  • A las mujeres les preocupa más la pérdida de apoyo

Celos en los hombres

  • Existe más la idea de celos por una infidelidad sexual.
  • Un hombre celoso puede ser una persona muy violenta y trata de reivindicar sus derechos de posesión sobre la otra
  • A los hombres les preocupa más su sexualidad

AMBOS (HOMBRES Y MUJERES)

  • Viven una sensación de humillación

¿Qué ocurre cuando los temores se cumplen y la persona pierde el amor de su pareja?

Se tambalea, se siente emocionalmente trastornada y vulnerable; todos los ámbitos de su vida se ven trastocados.

¿Qué efectos causan los celos patológicos (celotipia)

Provocan: trastornos del sueño (insomnio), trastornos de la alimentación (bulimia y falta de apetito), alteraciones mentales(pensamientos: obsesivos, homicidas, suicidas), comparaciones con él/la rival.

Provocan: emociones intensas como:                                

rabia (injusticia cometida contra la propia persona),

tristeza (sensación de pérdida) y

ansiedad (sensación de amenaza real o fantaseada)

Se les conoce también como deliro de celos, patológicos o irracionales

Las celosos son fácilmente reconocibles por quienes viven con ellos(as) pero no para la persona misma, se les puede distinguir porque el tema de los celos son el elemento central en su vida en intensidad, frecuencia y tiempo.

¿Cómo te das cuenta de que los celos se convierten en un problema?

EN TU PAREJA:                     

Te coarta la libertad de usar cierto tipo de ropa (corta, ajustada, etc.) o arreglarte demasiado

No quiere que veas o salgas con amigos del sexo opuesto                             

Te hace un dramón si llegas tarde a casa o la una cita con é/ella

Te llama constantemente al celular o te manda constantemente correos para recordarte que “te quiere”

Se obsesiona con la posibilidad de que tienes a alguien más

Te cuida constantemente de las/los lagartones(as) porque tú no te sabes defender y eres muy inocente

Te hace sentir que sin ella tu vida no tiene sentido

Te devalúa constantemente en tu persona y tus acciones

Estas vigilando velada o abiertamente a tu pareja de una posible relación paralela

Sugerencias para el cambio

  • Analizar la forma cómo se originó una pareja, da cuenta de la probabilidad de su posible futuro.  “El origen influye fuertemente en el destino”.
  • El primer paso es aceptar que se es celoso
  • Reconocer que emociones nos producen los celos para trabajarlas (rabia, tristeza y ansiedad)
  • Ser más independientes y autónomos. Ocuparse en vez de preocuparse
  • Aprender a confiar más en sí mismo y valorarse más
  • Asumir que los intereses de la pareja ha de distribuirlos en diferentes áreas de su vida y no solo en la pareja
  • Quitarse la idea de la cabeza que el otro nos pertenece
  • Aprender a convivir con tu pareja no rendir un informe de actividades para el otro

Deja un comentario